fbpx

¿Qué es la educación personalizada en el

Liceo Chicó Campestre?

 

Carmiña Ruíz e Iván Molano
Fundadores del Liceo Chicó Campestre

Hace más de 25 años una pareja de esposos, Iván y Carmiña tenían el sueño de crear un colegio para formar niños y niñas que uniera calidad académica, formación en valores y un trato cercano y amoroso. De este sueño nació el Liceo Chicó Campestre.

La forma de hacer mayor acompañamiento, conseguir estar más cerca de los niños y conocer a cada uno de ellos y a sus familias, solo fue posible a través de los grupos pequeños y ahí aparece la educación personalizada.

 

 

¿Qué pasa en un salón con más de 20 estudiantes?

Tenemos un excelente profesor, en un grupo con 30 o más estudiantes, a pesar de su excelencia, no logra hacer contacto directo con cada niño ni identificar si está entendiendo o por el contrario está distraído por alguna razón como tristeza, rabia, dificultad para comprender, etc.

También algunos niños, cuando se trata de grupos grandes, se cohíben, pues al no entender a la misma velocidad que otros, les da pena preguntar, se atrasan, y al final, muestran malos resultados académicos.

 

¿Qué buscamos en el Liceo Chicó Campestre con cada niño?

La formación integral, que cada estudiante sea hábil y capaz académicamente y a su vez que sea una persona amable, solidaria, comprometida, honesta, líder y aplique estos valores y virtudes en todos los actos de su vida.

El Liceo Chicó Campestre, es un colegio de educación personalizada que:

  1. Entiende que cada niño es un ser único y diferente.
  2. Conoce a sus estudiantes en cada una de sus facetas
¿Para qué?

Principalmente para que los niños ¡sean felices en su colegio! Pero también, para motivarlos a participar en clase, generar en ellos mejores resultados, motivación, recuperación de la autoestima, seguridad en sí mismos, interés por el estudio, volver a creer y así obtener la mejor versión de cada uno.

¿Cómo se consigue?

Cada curso es liderado por un profesor con verdadera vocación de maestro, quién a través del amor, de los juegos y de su conocimiento aporta su “montaña de arena” en el proceso de formación de cada estudiante. El grupo pequeño le facilita también, establecer contacto visual con cada niño y así lograr un vínculo personal y emocional.

¿Qué otros beneficios obtienen los niños?

Estar en un grupo pequeño le facilita a los estudiantes participar más en clase, preguntar, resolver dudas u opinar. Es entonces cuando el docente nota si el niño está comprendiendo o no y de ser necesario hacer los ajustes en su método, en su ritmo de clase, en su didáctica o adoptar otras estrategias.

Además es un colegio adaptado a las necesidades del mundo globalizado y las nuevas generaciones, en convenio con instituciones educativas canadienses, cuidador del medio ambiente, con acceso a robótica y nuevas tecnologías, promotor del emprendimiento, amante de los procesos artísticos y deportivos, un colegio sin etiquetas y que por su tamaño y cercanía con los niños previene el bullying.  Todo esto en medio de un ambiente campestre. 

 

 

1 Response

Leave a Reply