Inteligencia Emocional en el LCC

Miedo, alegría, tristeza o ira… son algunas emociones que el ser humano siente en diferentes momentos de su vida, tomando un papel fundamental en su día a día que lo pueden llevar a cometer errores o aciertos.

Es evidente la necesidad de las personas para lograr reconocer sus emociones y regularlas. Los adultos, por ejemplo, muchas veces no tienen el control sobre las emociones y tampoco las herramientas necesarias para enseñar a sus hijos a hacerlo. Por esta razón, el Departamento de Desarrollo Humano del Liceo Chicó Campestre, ha implementado para el 2019, talleres de Inteligencia emocional y Disciplina positiva, integrando a toda la Familia LCC.

Padres, docentes y estudiantes, reciben de forma periódica herramientas para desarrollar habilidades de empatía, comunicación, tolerancia a la frustración, flexibilidad, iniciativa, creatividad, solución de problemas, escucha y respeto, todo esto para tomar mejores decisiones y resolver los problemas de manera asertiva.

Teniendo en cuenta que el manejo de emociones en los niños, es el punto de partida de las distintas etapas del desarrollo de una persona, estos talleres se enfatizan en nuestros estudiantes con un programa diseñado a partir de cuatro temas generales:

  1. Reconocimiento de las emociones – Autocontrol
  2. Habilidad para solucionar problemas – Comunicación asertiva
  3. Auto-estima
  4. Empatía – Relaciones interpersonales

Para los padres de familia se trabaja sobre estilos parentales y crianza, desde la disciplina positiva.  Para nuestros docentes a través de la disciplina positiva dentro del aula e Inteligencia emocional

La intención de este programa no es racionalizar la emoción, sino llegar a reconocerla, aceptarla y controlarla, generando empatía, buenas relaciones y mayor auto-control como lo menciona Daniel Goleman.

También, desde los fundamentos de disciplina positiva basados en Alfred Adler, Rudolf Dreikurs, Jane Nelsen y Lynn Lott, trabajamos por entender que todo comportamiento tiene un propósito y todo individuo tiene necesidad de sentir que pertenece y que es importante, por eso, desde aquí tenemos como objetivo trabajar en enseñar habilidades para la vida, ser amables y firmes a la vez, ver los errores como oportunidades de aprendizaje y enfocarnos en soluciones.

 

Referencias
Goleman, D. (2008). La inteligencia emocional. Argentina: Ediciones B-Zeta
Nelsen, J. (2009). Disciplina Positiva. Naucalpan, Estado de México: Ediciones Ruz S.A.